La Institucionalización del Estudio de la Comunicación en las Universidades Mexicanas

David Lobato Castillo

                                                                                                             

 

Comunicación en Acción

 

La Institucionalización del Estudio de la Comunicación en las Universidades Mexicanas

 

                                                                                              Raúl Fuentes Navarro.

 

Contenido.

 

El estudio de la Comunicación se originó desde el siglo XIX. Sin embargo, en México como especialización universitaria se estableció en la segunda mitad del siglo XX. El estudio de la comunicación se ha desarticulado entre los programas de formación profesional y las actividades de investigación, dado que en las universidades se ha profundizado su relación con las profesiones y las prácticas sociales vistas desde el punto de vista de la comunicación.

En México y América Latina se han seguido tres modelos diferentes para la formación de comunicadores. Dichos modelos también establecen a la comunicación como una disciplina académica. El primer modelo es el de la formación de periodistas, siendo el más antiguo, originado en la década de los cincuenta. Aunque su enfoque tradicional es técnico, pragmático y tiene como propósito  los incidentes político-sociales en los cuales la indagación sistemática y la ética profesional juegan un papel muy importante. Estos profesionales tienen que ejercer forzosamente el “cuarto poder” que consiste en ser objetivos con los “hechos” e interpretarlos de manera responsable. Para Harold Lasswell, la honestidad, la oportunidad y la lucidez son valores necesarios de quien ejerce el poder de interpretar los hechos sociales en una sociedad liberal.

El segundo modelo se originó en los años sesenta y describe al comunicador como intelectual y como quien debe manejar responsablemente los “contenidos” de los “medios” como lenguajes de acuerdo al intelecto del “creador”. La comunicación humana forma parte del ámbito profesional y es objeto de investigación en cualquier institución social. De esta manera, es importante utilizar las disciplinas y contar con los valores humanos más importantes como la justicia, la verdad, la belleza, la libertad, la solidaridad o la creatividad.

El tercer y último modelo es el llamado “comunicólogo como científico social”, originado en los años setenta. Este tiene como fin el estudio de las prácticas y sistemas de comunicación desde los niveles teóricos y epistemológicos más abstractos, utilizando una perspectiva crítica, no solo de las prácticas comunicacionales, y las estructuras sociales sino de los propios saberes del campo. La comunicación social es algo ideal que se debe realizar. Sin embargo no existe medio para que se dé. Es importante que quienes ostentan el poder economito y político y quienes impiden la realización de la comunicación social sean por lo menos denunciados por los comunicólogos.

En los años ochenta, el número de estudiantes y universidades que ofrecían esta carrera creció rápidamente. En el currículo han permanecido elementos de estos tres modelos que optan por las disciplinas profesionales y otros hacia las ciencias sociales. También se enfoca en comprender las realidades del pasado para poder entenderlas y posteriormente modificarlas.

Los tres modelos tienen en común el ideal de transformar a la sociedad por medio de la comunicación. Los estudiantes de esta carrera tienen como fin el impulsar la comunicación dentro de la sociedad para que se vuelva absolutamente necesaria.

En base a los elementos vistos anteriormente, en la actualidad, no existe otra manera de formación de comunicadores más que la que ya conocemos. De igual forma, cabe resaltar que la tecnología de las comunicaciones aceleró su desarrollo e influyó en la sociedad. La población en las universidades creció desmedidamente, siendo insuficiente el número de maestros con experiencia y formación académica adecuada.

 

Opinión y conclusiones.

El texto escrito por Raúl Fuentes me pareció muy interesante, ya que interpreta la importancia de la carrera de comunicación en las universidades, además de su influencia en la sociedad. Incluye también la historia y la manera en la cual la carrera se ha ido transformando e incluyendo distintos modelos, de acuerdo a las necesidades de la gente.

El autor también hace relevancia a lo importante que es la comunicación dentro del ámbito periodístico ya que es el encargado de transmitir los hechos que pasan dentro de la sociedad. Y al ser temas de suma importancia como lo pueden ser temas políticos o sociales, es de vital importancia que sean emitidos objetivamente, dejando de lado la opinión personal.

Lo que mas me llamo la atención es que estos tres modelos se complementan el uno al otro, dado que uno depende del otro. Y creo que el objetivo de cada modelo es interpretar la importancia de la comunicación y más aun de su importancia como carrera profesional. Ya que la comunicación es un aspecto fundamental de la sociedad porque sin ella no habría progreso alguno. Sin embargo, pienso que en realidad al autor le hizo falta el incluir el tema de la globalización, tan importante en nuestros tiempos y que sin duda alguna también influye en la comunicación.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: